Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/aprchile/public_html/index.php:3) in /home/aprchile/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 423

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/aprchile/public_html/index.php:3) in /home/aprchile/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 423

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/aprchile/public_html/index.php:3) in /home/aprchile/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 426
Un vaso de mar para curar en tierra firme
Un vaso de mar para curar en tierra firme Imprimir

Entre 15 mil y 20 mil nicaragüenses se tratan de males al fallarles la medicina tradicional, dice especialista.

 

La red de distribución incluye el trabajo coordinado con ALMA, MTI y Minsa. En la gráfica, uno de los tanques con agua marina traída en camiones cisternas desde Masachapa hasta la Clínica Santo Domingo. HENRRY PADILLA / END

Fátima del Carmen Mora López comenzó a consumir agua de mar hace ocho meses, a raíz de una crisis nerviosa motivada por la pérdida de su madre. Según ella, a la semana de consumir medio litro diario, superó su insomnio, su crisis de pánico y sus ataques hipertensivos.

“Ha sido increíble, porque he pasado de tener presión que se manejaba entre 190 de máxima y 120 de mínima, a 110 de máxima y 75 de mínima. Ya ni siquiera tengo que tomar medicamentos”, relata.

La doctora María Teresa Ilari, médica internista, homeópata y terapeuta floral, de la Clínica Santo Domingo, explica que esta terapia data de 1904, cuando se descubrió que la composición del agua de mar era equivalente al plasma sanguíneo.

 

A partir de entonces comenzó a utilizarse para tratar diversas enfermedades, debido a su alto contenido en nutrientes, minerales, y microplanton. Estos últimos son microorganismos que le dan la coloración azul al mar y son ricos en nutrientes que fortalecen el sistema inmunológico.

Este peculiar tratamiento llegó a Nicaragua en 2003, como parte de una iniciativa impulsada por la Dra. Ilari y la Red de Medicina Natural de la organización Canteras, y hasta el momento cuenta con 70 consultorios donde el agua de mar es distribuida gratuitamente.

Según explica la Dra. Ilari, el trabajo se hace en coordinación con Enacal, el MTI (Ministerio de Transporte e Infraestructura) y la Alcaldía de Managua, que se encarga de traer el agua desde Miramar o desde Masachapa, para luego ser almacenada en el consultorio Santo Domingo, de los padres jesuitas, que actúa como centro de acopio.

De allí es transportado a diversos lugares como Somoto, Jinotepe, Rivas, Juigalga, Estelí y León.

Según explicó la hermana Julie Marciacq, parte del proyecto, el objetivo es brindar una alternativa curativa a los sectores más vulnerables de la población que no pueden costear los tratamientos de la medicina occidental.


Ventajas
La Dra. Ilari explica que el agua de mar puede usarse para tratar cualquier enfermedad, es totalmente gratis, no contiene bacterias, no necesita ser hervida, ni genera efectos secundarios negativos. 

“El agua tiene 36 gramos de sales por litro, en comparación con los 9 gramos que tiene las bacterias, por lo que estas no pueden vivir en un medio acuático. Esto, junto con sus altos niveles de cloro, la acción de los rayos ultravioletas, el efecto de dispersión por su gran extensión y la presencia de bacterias que se comen la materia orgánica, garantiza una pureza completa”, explica la especialista.

Según la Dra. Ilari, el agua de mar fortalece las defensas, cura el insomnio, disminuye la presión arterial, estimula la acción diurética del riñón, ayuda a eliminar cálculos renales, disminuye los niveles de creatinina en sangre y combate la insuficiencia renal crónica.

Puede usarse en el tratamiento de la debilidad y flacidez muscular, los estados depresivos, la toxicidad celular, la deshidratación por la tercera edad, la diabetes y el cáncer, y tiene efectos rejuvenecedores y energizantes.

“Si el agua de mar se usara para combatir la desnutrición en el mundo, se erradicarían las 10 millones de muertes que se producen anualmente”

En el caso de Nicaragua, se calcula que entre 15 mil y 20 mil personas usan el líquido salino como alternativa para sanar los males para los que la medicina tradicional, no tiene respuesta.

 

FUENTE: http://www.elnuevodiario.com.ni/